Menor que yo. P02

Parte 2

Entre a la casa muy nerviosa y la vez excitada, tenia la mente muy confundida, mire a mi esposo sobre la cama tomado y dormido, intente terminar lo que había iniciado ese niño del cual ni conocía el nombre, pero como siempre solo dijo ya vas a empezar no tengo ganas.
Al día siguiente todo parecía un sueño, como si todo eso en realidad no hubiera pasado, para mi mala suerte mi esposo este día no saldría, así que obvio no podría continuar lo que quedo pendiente anoche, quizás era lo mejor no continuar con eso, bueno para que me miento quería hacerlo en serio.
Salí a comprar el desayuno y estaba afuera de su casa como si estuviera esperando a que saliera, se acerco a mi y me dio un papel muy discretamente, lo abrí en el camino y era su número d teléfono, dude en marcarle o escribirle algo pero lo hice.
*Hola disculpa que te pregunte esto, pero como te llamas?
– Mi nombre en Ángel, quería disculparme con usted por lo de anoche, no se que paso.
En momento pasaron por mi mente muchas cosas y entre esas que esto solo quedaría así, nada mas pasaría.
Llega otro mensaje el cual interrumpe mis pensamientos,…
-Le puedo decir algo sra Elena, digo si es que le puedo decir nena es mejor.
*Nena esta bien, que me quieres decir?
-Esperó no se ofenda pero desde que tengo 14 años usted a sido mi fantasía, ver sus senos desde mi ventana cuando salia en short y esa sonrisa, hacían que me masturbará imaginando todo lo que le haría.
No sabia que responder, no sabia que pensar ni sentir en ese momento, era algo que nunca creí me pasaría y menos con un joven de apenas 18 años, pensar que por cuatro años el tenía esa idea.
* No me molesta solo que por que fijarte en una mujer mayor habiendo tantas niñas de tu edad muy bonitas y sin compromiso?
– Usted es la que quiero tener y no me importa nada mas esperare a que me avise que no esta el y la visitaré para hablarlo en persona.
A los dos días me decidí y le mande el mensaje.
*Ángel podemos hablar a las 11:00 si gustas.
– ahí estaré nena
Vestía una playera blanca y un pantalón el cuál dejaba notar que su pene sabia lo que quería el notó que mire ahí, y no cruzó palabra conmigo y me empezó a desvestir, me besaba cada parte del cuerpo y jugaba con sus dedos en mi vagina, haciendome gemir.
Saco su verga y me la puso enfrente no podía creerlo, era de muy buen tamaño y grosor mas grande que cualquiera que aya visto antes, y dijo, comela perra es lo que quieres.
No podía creer pero esas palabras me excitaron tanto, me la meti sin pensar en la boca era deliciosa , sabia tan rico el pre que le salia, no podía dejar de mamarla.
Era su puta y era tan rico sentirme así, me volteo y me puso como perra, me la dejo ir toda, yo escurría de la excitación, no podía dejar d gemir y no quería hacerlo, me dio una nalgada y me volteo, se prendió de mi pecho y volvió a meter su verga ahora con mas velocidad y fuerza mientras preguntaba quien es mi puta, yo con gusto y placer decía yo soy tu puta.
Así me gusta zorra

Continuará….

😈